cocinas amarillas

Artículos Mas Leídos

Las pinturas más adecuadas para la cocina

Por sus características particulares, la cocina precisa pinturas durables y resistentes, fáciles de limpiar y de alta calidad.

Vinilos culinarios para paredes

Si se busca dar un toque de frescura y diversión a la decoración de la cocina, los vinilos para paredes y muebles son una opción personalizada y de alta calidad, muy fácil de colocar.

Diseños de cocinas

El diseño de esta cocina-comedor diario se generó a partir de las necesidades familiares de cocinar “en compañía”. Una isla con espacio de mesada, guardado y cocción coronada por una campana de extracción en acero inoxidable, hizo posible acceder a este pedido, marcando una división más sutil entre el sector de trabajo y el comedor

Diseño de cocinas 2

Esta cocina de departamento fue diseñada en una paleta acotada de blanco y negro. La mesada, de granito negro, se completa con muebles bajomesada en melamina blanca con cantos de acero y un nicho para el lavavajilla. El piso está formado por

Azulejos pintados en la cocina

Los azulejos son el revestimiento más idóneo para cocinas, debido a que estos cerámicos son compactos y resistentes al agua, a los agentes químicos, a los vapores, grasas, olores, al calor, a los impactos.

Publicado el 29 de julio de 2011

 


Dinamismo, calidez, júbilo, desenfado. Todas esas cualidades sirven para describir las sensaciones que produce el color amarillo en la decoración, y por virtud de las cuales es una tonalidad ideal para un espacio lleno de vida como la cocina.

Desde diseños sofisticados hasta ambientes casuales de inspiración cottage, el amarillo es un color infalible para decorar cocinas con mucha personalidad.  Por su intensidad, bastan unos toques en los detalles de los muebles, las paredes o los azulejos para impregnar en la cocina la vitalidad del amarillo. Los más audaces optan por investir todo el mobiliario en este color, mientras que las alternativas equilibradas proponen combinaciones entre amarillo y otras gamas.

Te mostramos diferentes opciones para dar a la cocina toda la energía del amarillo, desde sus versiones más destellantes hasta las más suaves y delicadas.

Detalles que resaltan


El amarillo es la estrella absoluta de esta cocina de Meson’s, aun cuando solo se encuentra en las puertas de los gabinetes. Dos franjas en intenso amarillo son suficientes para dar un giro de interés a una decoración minimalista de líneas puras y monótonas. El amarillo brilloso se complementa con la luminosidad propia del metal y el blanco. La sofisticación viene de la mano de unas notas en negro en los accesorios.

 

 


En esta cocina de tonos más clásicos, el amarillo pastel resalta en una de las paredes de la cocina, aportando profundidad y variedad. En este espacio donde el blanco es mayoritario, el protagonista logra ser el amarillo.

 

Cocinas a puro sol

Los esquemas de color basados exclusivamente en el amarillo pueden generar resultados cautivantes si se emplean distintas gamas y texturas. Apostando por tonalidades brillantes complementarias a otras más suaves, se logra un ambiente que no satura y que, al contrario, llena de buenas energías este espacio hogareño.

 


Esta cocina ha elegido el amarillo en muebles, equipos, techos y pisos, pero con una pericia tal en la combinación de escalas tonales que el ambiente nos envuelve lleno de variedad y vida.

 


Con un amarillo bien vívido en la pared y muebles en color patito, esta primorosa cocina se presenta dinámica,  atrevida y cargada de renovación.

 

Amarillo + gris= fusión de temporada

Generalmente asociado a otros colores cálidos, el amarillo va muy bien con la seriedad del gris, logrando ambientes muy originales y frescos, tan positivos como inesperados.


Todas las puertas de esta juvenil cocina están pintadas en un amarillo flúor, que se combina a la perfección con los tonos arena predominantes en el resto de la ambientación. Algunos toques de gris en texturas mates y metalizadas dan el sello moderno a la ambientación.

 


En este caso, el amarillo reside en las paredes y el gris profundo en los muebles. Toques de anaranjado en adornos y vajilla completan la interesante paleta de esta cocina descontracturada.

 

Otras combinaciones soleadas

 

 


El amarillo limón forma parte de la gama de colores cítricos junto al verde manzana, el rojo y el anaranjado. Tratándose de un combo inspirado en colores frutales, nunca falla a la hora de ambientar alegremente la cocina.

 

 


Con el violeta, se logra una combinación pasional y femenina, como esta cocina a puro brillo donde el amarillo fluorescente se instala estratégicamente en la mesada de cristal.

 


Para un ambiente delicado y romántico, el azul y el amarillo son una clásica mixtura.

Estilos amarillos

El amarillo se adecua a distintos estilos, aportando siempre su frescura y vigor.

 

 


Retro. Cientos de accesorios y utensilios de estilo retro, con fuerte presencia del amarillo, compondrán un estilo único para la cocina, con el encanto vintage de otras décadas.

 


Clásico. El amarillo en su extremo más claro acondiciona una cocina de estilo clásico y convencional, pero con una frescura que suaviza al mueble más señorial.

 


Informal. Cuando se trata de informalidad y diversión, el amarillo está a la orden para componer cocinas desestructuradas y muy modernas. Las letras en vinilo y las sillas blancas con una sola pata de color ponen el toque distintivo a esta ambientación.

 


Cottage. El estilo cottage o de cabaña es una encantadora opción que combina la magia de lo romántico con el tono agreste y tradicional de la decoración rústica. El amarillo patito se adapta a otros tonos pastel (rosa, verde, celeste) para crear una atmósfera llena de dulzura y femineidad.